Ocho tradiciones navideñas curiosas que debes conocer

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Ocho tradiciones navideñas curiosas que debes conocer

Navidad es sinónimo de festividad, nostalgia, reuniones familiares, regalos, reencuentros y, sobre todo, de tradiciones. A lo largo de la historia, cada país ha intentado transmitir sus costumbres a las generaciones más jóvenes a fin de preservar su identidad cultural. Gracias a este esfuerzo realizado generación tras generación, a día de hoy podemos disfrutar de rituales y tradiciones navideñas únicas que nos revelan y descubren parte del folclore y la cultura de estos países.

  1. Boxing Day

Boxing Day, también conocida como St. Stephen’s Day, es una festividad celebrada en Reino Unido y en aquellos países con los que comparte raíces históricas como Canadá, Australia, Sudáfrica y Nueva Zelanda.

El término boxing day proviene de la práctica de las iglesias de abrir las cajas de donativos el día siguiente de Navidad. Históricamente, los empleadores británicos, siguiendo la costumbre de la iglesia, daban regalos a sus trabajadores y sirvientes el día 26 de diciembre como muestra de su solidaridad.

En la actualidad, Boxing Day es el día en el que las familias se reúnen para comer, hacer intercambio de regalos, abrir los Christmas crackers, asistir a obras de teatro, exposiciones y eventos deportivos como partidos de fútbol o carreras de caballos.

  1. ¡Feliz navidad desde la playa!

¿Te imaginas recibir la navidad desde una tabla de surf, en traje de baño y chanclas? Así es como pasan la navidad en Australia y Nueva Zelanda, donde los mercados de navidad nevados se sustituyen por barbacoas en playas paradisíacas de arena blanca y preciosos jardines decorados con gigantescos árboles navideños y figuras hechas con luces al más puro estilo americano.

El día 24 de diciembre muchas familias comen el tradicional pavo asado acompañado con pudding de ciruela, por la noche los niños dejan zanahorias y un vaso de leche para Papá Noel y sus renos.

  1. Pepinillos para el árbol

The Christmas pickle o pepinillo de navidad es un símbolo navideño típico alemán. Según cuenta la tradición, la figurilla del pepinillo debe ser escondida por los padres en el árbol la víspera del día de navidad para que los niños la busquen. Se dice que aquel que primero encuentre la figurilla tendrá un año de buena suerte, además de recibir un regalito extra.

  1. ¡Prohibido sacar las escobas!

Si vas a viajar esta navidad a Noruega es muy probable que no te encuentres muchas escobas pues, según cuenta la leyenda, en el pasado, las brujas y malos espíritus aparecían en Nochebuena para buscar escobas con las que sobrevolar los pueblos y ciudades noruegos. A día de hoy todavía mucha gente continúa escondiendo las escobas y otros utensilios similares en el lugar más seguro de la casa a fin de ahuyentar a los malos espíritus y tener unas navidades sin altercados.

  1. Secuestros navideños

En algunos territorios de la antigua Yugoslavia, la navidad arranca con un acontecimiento un tanto inverosímil.  Dos semanas antes de que empiecen las celebraciones navideñas, los niños “apresan” a sus madres y les cantan canciones típicas navideñas en las que les piden regalos a cambio de su libertad. Esta curiosa tradición los convierte, por tanto, en los primeros niños del mundo en recibir los regalos de Santa Claus.

Una semana más tarde, vuelven a repiten esta misma escena con los padres, quienes volverán a correr la misma suerte, hasta que les desvelen dónde están escondidos sus regalos de navidad.

  1. Kentucky Fried Chicken (KFC)

Aunque la religión cristiana es minoritaria en Japón y la navidad no es una festividad autóctona, a los japoneses les encanta festejar celebraciones occidentales como Halloween, San Valentín o la navidad.

Una de las tradiciones navideñas que se ha instalado en Japón consiste en cenar pollo frito la noche del 24 de diciembre.

La tradición se instaló en los años 70 como consecuencia de una efectiva campaña de marketing con el mismísimo Coronel Sanders vestido de Papa Noel comiendo el famoso rebozado de KFC. La campaña bajo el lema “Kentuchy for Xmas” dejó tal huella que, a día de hoy, todos los 24 de diciembre por la noche se forman enormes colas en los establecimientos de la cadena en Japón. En algunos restaurantes incluso se reservan con semanas de antelación mesas y menús para llevar.

  1. Navidad sobre ruedas

Cada diciembre en todos los rincones de Venezuela es común ver a grandes y pequeños celebrando las tradicionales patinatas, acompañadas de música, aguinaldos, gaitas y villancicos.

Las patinatas son el resultado de las fiestas que solían celebrarse en época decembrina en los años cincuenta, cuando todo el pueblo salía a la calle a celebrar las fiestas de navidad sobre sus patines o bicicletas acompañados de parrandas, luces y comidas.

  1. Jólabókaflód

En Islandia, una de las tradiciones navideñas con más peso es el Jólabókaflóð, cuya traducción literal sería algo así como ‘inundación navideña de libros’.

La noche del 24 de diciembre, tras la cena de Navidad, los miembros de la familia intercambian libros como obsequio navideño, una tradición que comenzó en la II Guerra Mundial cuando el único elemento no racionalizado era el papel. Suele ser también habitual reunirse en torno a la chimenea y pasar la noche leyendo y disfrutando en compañía de la familia.

Manuela Mena es Licenciada en Traducción e Interpretación, Máster en Neuropsicología & Qualified CELTA Teacher. Actualmente trabaja como directora académica de la escuela de idiomas The Language House y CEO de la consultora educativa feelthelanguage.com. También ejerce como profesora en la Universidad Antonio de Nebrija y SDI de Múnich.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *